Un estudio realizado en Estados Unidos sobre una base de 200.000 consumidores y que se ha desarrollado durante un plazo de 10 años ha arrojado resultados sorprendentes sobre el riesgo que tiene para el desarrollo de la diabetes la ingesta continuada de patatas.

Según el estudio, revelado ahora por el jefe del departamento de Endrocrinología del Centro Médico Nacional de Occidente del IMSS de Jalisco (México), el riesgo de padecer diabetes se incrementó en un 7% en aquellos individuos del estudio que consumían patatas entre 2 y 4 veces por semana independientemente de sus condiciones físicas y de estilo de vida.

La alta incidencia de este alimento tiene su base, según los endocrinólogos participantes, en el alto contenido de almidón de este alimento que sobrecargaría la función del páncreas y por tanto aumentaría la disposición a la diabetes.

La forma en la que están cocinadas las patatas también influye

Aunque el estudio presenta datos genéricos al respecto, los investigadores también encontraron que la forma de preparación influía en la propensión a la enfermedad. Así, quienes consumían patatas más de 3 veces por semana al horno o en pure tenían un 4% más de posibilidades de desembocar en una Diabetes, sin embargo, lo más sorprendente es que quienes consumían este alimento más de 3 veces por semana pero fritas aumentaban su riesgo hasta el 20%.

el consumo de patatas fritas aumenta aún más el riesgo

Por último, el experto mexicano, indicó que en el mismo estudio se aprecia que si se reemplaza la ingesta de patatas 3 o más veces por semana por igual cantidad de fibra (cereales o grano) el riesgo baja entre un 18 y un 20%.

El estudio ha sido realizado en Estados Unidos, y aunque el volumen de ingesta de patatas y la incidencia de determinadas grasas en su preparación puede variar con respecto a lo habitual a México o Europa, arroja sin duda datos interesantes en la prevención de la diabetes.

Dukada - Temporizador para insulina

Dejar respuesta