Según un artículo publicado recientemente en la revista “Nature Communications” investigadores de la Universidad de California (UCLA) habrían conseguido por vez primera transformar células de la piel humana  en células capaces de producir insulina.

Estas células, que han funcionado en los ensayos con ratones, permiten generar insulina como reacción natural a los cambios en los niveles de glucosa y abren la puerta a la creación de células pancreáticas en humanos.

Un método eficaz, rápido y sin riesgos

El proceso por el que los investigadores han llegado a tan sorprendente resultado es en si mismo sencillo puesto que consiguieron reprogramar células primarias capaces de desarrollarse en distintos tipos de órganos mediante el uso de moléculas genéticas y farmacológicas evitando procesos más complejos. Posteriormente consiguieron mediante la adición de moléculas un rápido cultivo de billones de de células sin que se apreciaran divisiones anómalas y por tanto contribuyendo a la estabilidad del experimento. Por último, los investigadores promovieron la diferenciación de las células primarias en células pancreáticas precursoras y posteriormente en células beta funcionales, esto es, con capacidad para producir modificaciones según los niveles de glucosa y por tanto capaces de proteger al organismo del desarrollo de diabetes.

Las células de la piel pueden ser utilizadas para generar células pancreáticas de manera rápida y eficiente.

Terapia celular ilimitada e individual para cada paciente

El estudio es relevante para la creación de células pancreáticas con las que luchar contra la diabetes, por la posibilidad de generarlas en volumen de millones  y de manera individual para cada paciente.

Fuente: Nature Communications
Fotografía: Wikipedia

Dukada - Temporizador para insulina

Dejar respuesta