El irnos de viaje es una actividad que supone siempre un cambio en nuestra rutina diaria, si además somos diabéticos, este cambio de rutina supondrá sin duda algún tipo de variación en nuestros niveles de glucosa y por eso tendremos que estar atentos para que dichos cambios no nos jueguen ninguna mala pasada. Además, la preparación de la maleta supone un reto adicional puesto que junto con el resto de nuestra ropa tenemos que tener en cuenta las medicinas y material de control que necesitaremos para todo el viaje.

EL CAMBIO DE TIPO DE VIDA

Como seguramente ya sabremos, el cambio de horarios, la mayor relajación, las variaciones en los niveles de temperatura y humedad, van a variar las reacciones de nuestro cuerpo. Además, en tiempo de vacaciones somos más dados a excesos con la alimentación o por lo menos a una mayor relajación en el conteo de carbohidratos o incluso una imposibilidad de dicho conteo si las normas de etiquetado de nuestro país de destino o su idioma nos lo hacen imposible. Por ello, es importante durante los primeros dias aumentar el número de controles para conocer cómo esta reacionando nuestro cuerpo sobre todo si como es frecuente caminamos mucho más de lo normal y minimizamos la ingesta de hidratos.

Si tomas alcohol, recuerda en pequeñas cantidades, acompañado de comida y a poder ser mexcaldo con refrescos con azúcar para minimizar las hipoglucemias

LA MALETA

La maleta de un diabético debe contener además de todos los elementos de cualquier viajero nuestro kit de supervivencia basado en tres pilares fundamentales:

1. DOCUMENTACIÓN
Recuerda llevar contigo tu tarjeta sanitaria, tarjeta sanitaria Europea si viajas en la UE, el informe médico donde indica tu condición de diabético y tu medicación y si es recomendable por el destino tu seguro de médico o de viaje. Es importante que ante cualquier eventualidad tu documentación de diabético este contigo y recuerda que si viajas a un país de habla no hispana es recomendable que lo lleves traducido al inglés. Además, y para evitar sustos o malentendidos en las fronteras y controles policiales, tu informe ayudará a que nadie te ponga trabas a portar tu insulina y tus agujas.

2. MATERIAL
Como es lógico es recomendable llevar contigo tu material diabético: insulina, tiras y lancetas. Aunque utilizamos productos estandar nunca sabemos como va a suministrarse la medicación en un país o cuales serán los fabricantes o los medios de distribución de nuestros materiales. Además, te recomendamos llevar siempre al menos el doble de la cantidad necesaria para evitar cualquier problema y que repartas el material con tus compañeros de viaje. Así evitaras problemas adicionales si algo sale mal.

3. PRODUCTOS PARA REVERTIR LA HIPOGLUCEMIA
Si, ya se que siempre llevas azucarillos en el bolso pero antes de empezar un viaje comprueba que llevas suficiente material contigo para evitar una hipoglucemia. Acuerdate de llevar tanto hidratos de absorción rápida como lenta y así evitarás un susto desagradable y recuerda que estén siempre a tu alcance en el equipaje de mano, sería desagradable verte en un avión o en un hotel si el azúcar o el gel cerca.

Como veis son consejos muy básicos pero a veces porque lo hacemos todo de manera automática todos los días o porque preparamos la maleta con prisa nos olvidamos de algo y eso nos estropea las vacaciones o en el mejor de los casos nos hace dar más y más vueltas.

¿Teneis alguna manía adicional cuando os vais de viaje?. ¿Cuentanos qué te ha pasado estando de viaje y que te ha hecho maldecir el no haber repasado la lista.

Dukada - Temporizador para insulina

Dejar respuesta